Senderismo Sierra de Aracena

Sendero Santa Ana – Chorros del Joyarancón – Risco de Levante

Santa Ana la Real está considerado como el ‘Paraíso del Nordic Walking’, práctica deportiva que aprovecha las múltiples posibilidades de los senderos que discurren por su término municipal. Senderos que conducen a parajes de verdadero ensueño, envueltos por la magia que ha hecho de este territorio Parque Natural y Reserva de la Biosfera.

Nuestra ruta nos llevará a tres puntos que demuestran por qué Santa Ana la Real es uno de los destinos preferidos para los amantes de los deportes de naturaleza: El Bosque de las Letras, los Chorros del Joyarancón y el Risco de Levante. Todo ello, en un recorrido apto para toda la familia.

El camino parte de la Plaza del Ayuntamiento y salimos a la travesía, dirección noroeste, por un camino paralelo al Barranco de la aldea de La Presa. Un par de kilómetros más adelante, giramos a la derecha para seguir el cauce del Barranco del Negrito y comenzar a bajar otros dos kilómetros hasta encontrarnos con el puente de madera que marca la senda de subida hacia los Chorros del Joyarancón. 



Chorros del Joyarancón

Tras una cuesta moderada llegamos a este rincón natural. La mejor época del año para visitar los Chorros del Joyarancón es en otoño, especialmente tras las lluvias de esta época, que nos aseguran que este salto agua contará con agua suficiente para disfrutar de este espectáculo visual, cuyo sonido nos guía metros antes de llegar.

El Bosque de las Letras de Santa Ana la Real

La siguiente parada será el Bosque de las Letras, destino al que llegamos por nuestros propios pasos hasta el citado puente de madera que cruzamos, Una vez allí, tomamos hacia la izquierda hasta llegar a la carretera HU 8105, que cruzaremos y nos meteremos de lleno en la ribera de Santa Ana. Allí, en un espacio abierto puso en marcha el Ayuntamiento de Santa Ana la Real años atrás el denominado Bosque de las Letras, una apuesta cultural y respetuosa con la naturaleza en la que podemos encontrar poemas de autores universales colgados de sus árboles, así como incluso poder hacer una parada para la lectura en su zona de merendero.

Allí también hay habilitado un punto de intercambio de libros, perfectamente integrado en el espacio, una caja acoge distintas publicaciones que los senderistas van dejando allí para uso y disfrute de quien venga después, dando pie a una pequeña biblioteca con volúmenes para todas las edades.

Seguimos nuestro camino junto a la ribera y sus chopos que, durante la primavera, nos ofrecen un auténtico espectáculo: la denominada ‘Nieve de Primavera’, que sigue sorprendido a quien la encuentra. Pasamos hasta tres puentes de madera y continuamos el camino hasta desviarnos a la derecha en un cruce marcado y con el que cambia por completo el paisaje.



La ribera se abre paso entre un desfiladero de rocas en el que la vegetación también busca su espacio para dar vida a un rincón cargado de magia y simbolismo en la Sierra de Aracena. El sendero nos conduce directamente hasta el popular Risco de Levante, una formación con personalidad que también nos ofrece un secreto extra: a sus pies –por un camino habilitado– podemos bajar hasta una pequeña poza de aguas cristalinas a refrescarnos.

El camino de vuelta lo hacemos por el mismo sendero hasta el cruce, que tomaremos a la izquierda, para pasar por la fuente Cagancha y el Horno de Cal de Cosme, que nos llevará de nuevo hasta Santa Ana la Real.

Ficha Técnica 

Trayecto: Circular

Duración: 120 minutos

Dificultad: media

Distancia: 11 kilómetros

(Puedes descargar Ficheros GPS, perfil y mapa en wikiloc.com)

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.