Senderismo Sierra de Aracena

Sendero Aracena – Monte de San Miguel

Las dehesas de la Sierra de Aracena (junto a las del resto de Sierra Morena) están catalogadas por la UNESCO como Reserva de la Biosfera, un reconocimiento al trabajo silencioso y durante siglos que han hecho las personas que han habitado esta tierra para modificar respetuosamente el monte mediterráneo original. Todo ello ha dado pie al estado actual de la dehesa, conocida tamibén como el ‘Bosque Humanizado’, un espacio de convivencia sostenible entre los seres humanos, la Naturaleza y los animales.



Sendero Aracena Monte San Miguel dehesa

Aracena cuenta con importantes extensiones de dehesa en su término municipal, ecosistema que comparte protagonismo también con la magia del castañar, símbolo del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. En este sendero vamos a disfrutar de una de las dehesas más espectaculares de este espacio protegido, la que conforma buena parte de la finca particular ‘Monte de San Miguel’ que, entre otros usos, acoge en su seno una ganadería de toros de lidia. Al ser una propiedad privada, no debemos salirnos del camino marcado y cerrar las cancelas que abramos a nuestro paso.

Comenzamos el camino por la carretera N–433 dirección a Sevilla, para tomar el primer camino que nos aparece a la derecha y que desemboca en la entrada a la Finca ‘Monte de San Miguel’. Nosotros tomaremos el camino que nos aparece justo a la izquierda de esta entrada. Como detalle curioso, allí aparece una réplica de la Virgen de Fátima, en recuerdo del paso que esta venerada imagen portuguesa por Aracena en una de sus  peregrinaciones por el suroeste peninsular de los años 50 del pasado siglo.

Avanzamos por este camino delimitado por una imponente pared de piedra unos 500 metros y giramos a la derecha, que baja en dirección a la cabecera del Arroyo Fuente del Concejo. En este trayecto –que cuenta con algunos tramos empedrados– podremos contemplar a la distancia algunas de las construcciones que el afamado arquitecto Aníbal González realizó hace un siglo en la Finca ‘Monte San Miguel’ para sus anteriores propietarios, la familia Sánchez–Dalp.

A lo largo del sendero podemos disfrutar de una dehesa de encinas y alcornoques de gran extensión, con perfiles suaves, en los que pastan los toros de lidia de la ganadería ‘El Parralejo’. De hecho, no es de extrañar que, durante nuestro paseo, podamos encontrar reses bravas a uno y otro lado de las lindes de piedra.

Continuamos el camino hasta que llegamos a un almacén corchero, punto que nos hará tomar el camino hacia la derecha –dirección norte– para regresar al punto de inicio.


 

Ficha Técnica 

Trayecto: Circular

Duración: 75 minutos

Dificultad: baja

Distancia: 5,3 kilómetros

(Puedes descargar Ficheros GPS, perfil y mapa en wikiloc.com)

Fotografías: Eduardo Nevado

2 Comments

  1. Carmen Vázquez Sánchez
    17/09/2021 at 14:27 — Responder

    Ayer estuvimos haciendo este sendero y nos sorprendió que a menos de un kilómetro desde donde empieza dicho sendero, a la derecha, hay una valla grande, que podía abrirse, pero no nos atrevimos pensando que estaría prohibido. Seguimos bordeando la finca y llegó un momento en que a la izquierda volvía a aparecer otra gran valla cerrada, también podía abrirse. Según decía el cartel ambas anunciaban el sendero y cuántos km tenía. Seguimos andando por el camino de la izquierda y llegamos a una finca dónde acababa este camino. Mi pregunta es Se pueden abrir y cerrar esas puertas y hacer ese sendero? Por el otro camino la ruta es muy corta, no llega ni a 3 km. Gracias. Me gustaría que me respondieran y así pasear con tranquilidad por ese sendero que nos indican.

  2. 20/09/2021 at 07:42 — Responder

    Buenos días Carmen. Las porteras a las que haces mención se pueden abrir para seguir el camino, pero siempre cerciorándonos de que se quedan bien cerradas a nuestro paso, para evitar que pueda escaparse ganado.

    El sendero está perfectamente señalizado y sólo debemos seguir sus indicaciones. En cuanto a su trayecto, son unos 5 kilómetros, no es uno de los senderos más largos de nuestra Sierra, pero sí merece mucho por su recorrido entre la dehesa.

    Un saludo

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.