Fiestas Sierra de Aracena

Fiesta de Los Jarritos. Galaroza

El agua está estrechamente ligada a la vida de toda la Sierra de Aracena y Picos de Aroche y, por supuesto, de Galaroza. Y no sólo por la presencia del río Múrtigas en sus alrededores o por las fértiles huertas del valle al que da nombre, que han mantenido vivas a generaciones de cachoneros y a todo tipo de frutales y hortalizas.

El agua en Galaroza también es símbolo de diversión con la llegada de cada 6 de septiembre. Ese día, todo el pueblo y centenares de visitantes llegados de distintos puntos se echan a la calle provistos de cubos para participar en la fiesta de Los Jarritos. Durante esta jornada nadie, absolutamente nadie, está a salvo de llegar a casa empapado. No se respeta a ninguna persona y cualquier excusa para pedir clemencia cae en saco roto, con el consiguiente remojón y las carcajadas de todos.

La Fuente monumental de Nuestra Señora del Carmen, popularmente conocida como de Los Doce Caños, así como el resto de fuentes del pueblo, hacen de refrescante arsenal en el que se surte a todo aquel que participa en esta celebración en la que todos sus participantes tienen licencia para mojar. Además las precipitaciones registradas el pasado invierno en la Sierra de Huelva han garantizado ‘munición’ suficiente para que no falte agua durante la edición de este año, que se prevé enormemente refrescante.

Y es que este día no se respeta a nadie. Aunque el epicentro de esta fiesta del agua está en los aledaños de la Fuente de los Doce Caños, en el centro del pueblo, hay que estar atento por cualquier calle o esquina, porque los vecinos tienen preparados cubos en sus casas que echan desde sus balcones a todo el que pasa. Eso sí, siempre con buen humor y alegría, que son las señas de identidad de esta cita lúdica, en la que nadie puede enfadarse si le cae encima un cubo de agua. Ésa es la esencia de Los Jarritos.

Pero el gran ambiente se vive en la citada Fuente de los Doce Caños, en la que reúnen centenares de jóvenes y no tan jóvenes entre los que es imposible encontrar a alguien seco. Allí se agolpan los participantes, todos con su cubo y dispuestos a mojar a todo aquel que lo rodea. Justo al lado de esta fuente, un precioso conjunto escultórico rememora una de las fiestas cachoneras por excelencia durante todo el año.

Aunque no existe mucha documentación al respecto, los orígenes de la Fiesta de los Jarritos se sitúa en torno al siglo XIX, cuando los alfareros extremeños de la comarca de Barros pasaban por el pueblo camino a la Romería de la Reina de los Ángeles, en la Peña de Arias Montano, que se celebra dos días después.

Durante su parada en la amplia plaza del centro de Galaroza, los vecinos solían comprar piezas de barro (búcaros principalmente) que probaban en la Fuente de los Doce Caños para ver su fiabilidad y comprobar su fabricación. Según los estudiosos del tema, el gesto de algún cachonero anónimo que mojó a otro soplando por la parte gruesa del búcaro lleno dio pie a una de las fiestas populares más divertidas del Parque Natural, en la que nadie que entre en Galaroza evita la refrescante agua de sus fuentes.

De hecho, en sus orígenes, los participantes utilizaban búcaros para mojar al resto, aunque esta práctica ya ha caído en desuso frente a cubos y otros recipientes con mayor facilidad para llenarse y, por supuesto, para mojar a los demás.

TOMA NOTA

¿Cuándo?

6 de septiembre de 2018

Más información

www.galaroza.org

¿Dónde?

Fuente de los Doce Caños. Galaroza

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.