El Monumento. Castaño del Robledo

Monumento Castaño Robledo

Una profunda masa natural de castaños rodea y protege la vida de Castaño del Robledo, un municipio de la Sierra de Huelva que conserva la esencia de los pueblos de esta tierra. En medio de esta espesura, un pueblo de calles estrechas y sinuosas, con suelos empedrados y un casco urbano catalogado como Bien de Interés Cultural desde los años 80 del siglo pasado, acoge un tesoro desconocido todavía por muchos.

La Iglesia de Santiago Apóstol (siglo XVI) comparte protagonismo con otro templo singular, de grandes dimensiones e inconcluso desde hace tres siglos. Esta enorme edificación, conocida popularmente como El Monumento, es símbolo de la grandeza que en su día tuvo Castaño del Robledo. Sus casi 900 metros cuadrados de superficie delatan lo osado del proyecto que, de haber continuado, convertirían a esta iglesia en una de las más grandes de toda la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, enmarcada en la transición del Barroco al Neoclásico.

Las obras de El Monumento comenzaron el 12 de julio de 1788 y finalizaron el 7 de agosto de 1793, cinco años de trabajos que consiguieron levantar paredes, algunos arcos de ladrillo, una serie de capillas adosadas a la nave central y alguna decoración interior a base de pilastras adosadas y cornisas. Asimismo, El Monumento cuenta con una cúpula de media naranja concluida hace poco tiempo con una pieza metálica (para evitar las inclemencias del tiempo) y una portada en la cara oeste, a los pies del templo.

Si gratificante es contemplar el edificio de este calibre una vez finalizado, no menos es percatarse de todos los detalles del esqueleto que conformaría una obra de estas características. Buena parte de su encanto y valor cultural reside ahí, en el volumen inacabado.

El Monumento de Castaño del Robledo estuvo durante siglos sin techo ni pavimento, factor clave que había deteriorado los materiales de los que está hecho por efecto de los agentes meteorológicos. Esta situación durante los tres siglos de vida que tiene hizo temer por su mantenimiento, por lo que hace unos años se realizaron algunas mejoras para el sostenimiento de la estructura existente.

Curiosamente, El Monumento nunca se usó como templo. Hoy día suele utilizarse como espacio para la celebración de actividades culturales o ferias de muestras. Las dimensiones de la edificación, su estado inacabado y la grandeza con la que emer­ge del suelo de Castaño del Robledo hacen del Monumento un edificio singular, de gran atractivo para los amantes del arte o, sim­plemente, de construcciones curiosas y des­conocidas para el visitante.

Place Categories: Para no perderse

640x220 Best Price

Related Listing

Tus comentarios

Puntúa este lugar pulsando sobre las estrellas :

Subir imagen

Añadir una imagen a tu respuesta.

Report this?

Enviar a un amigo

Captcha Verification
captcha image

Contacto

Captcha Verification
captcha image

Claim Listing

What is the claim proccess?

Captcha Verification
captcha image