Benito Arias Montano, el humanismo renacentista de la Sierra de Aracena

Yo, Doctor Benedicto Arias Montano, Clérigo, Presbítero y Religioso profeso de la Orden de Santiago de la Espada, Comendador de la Pelaicorrea, Capellán del Rey Don Felipe nuestro Señor y criado de su Real Casa…

La historia ha permitido el paso de personajes ilustres por el territorio del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Emperadores, guerreros, sultanes, reyes, caballeros y artistas de talla internacional recorrieron los pueblos de esta comarca atraídos por su riqueza patrimonial, arquitectónica y, por supuesto, natural.

El paso de los siglos ha borrado la huella de muchos de estos visitantes aunque la de otros sigue latente en numerosos rincones del Parque, como es el caso de Benito Arias Montano (1527 – 1598), el prototipo español del ‘Hombre del Renacimiento’. Poeta, teólogo, humanista, sabio, consejero del Rey Felipe II, científico, coleccionista… Arias Montano representa a la perfección al hombre que marcaban los cánones del Cinquecento italiano, preocupado por el estudio, la observación y el cultivo de las artes.

Nacido en la vecina localidad de Fregenal de la Sierra, la vida de Benito Arias Montano se distanció pronto de su Extremadura natal, aunque, curiosamente, muy cerca de donde dio sus primeros pasos encontró el paraíso terrenal deseado por los humanistas para la contemplación, el cultivo de la poesía y el estudio de las Sagradas Escrituras. El paraje de la Peña de Alájar, hoy de Arias Montano, ofreció a esta insigne figura el espacio idóneo para poner en práctica el equilibrio entre la cultura pagana y cristiana de San Jerónimo, icono de los artistas del Renacimiento.

La Peña era por entonces un espacio en el que culturas prerrománicas hallaron un magnetismo telúrico y en el que se habían realizado rituales de adoración a la Naturaleza. Ese magnetismo atrajo también a Arias Montano, que escribió sobre ella:

“Estancia es, que por ninguna ciudad la trocaría por no haber visto en cuanto he andado en España ni aún en otras provincias, un sitio semejante a éste de la Peña de Aracena en el cual concurren muchas cosas naturales, como son la altura del lugar, templanza del cielo, y sanidad de la habitación, abundancia de aguas, anchura de cielos y muy muchas otras partes a propósito de un acomodado retiramiento, mayormente no habiendo en esta Andalucía estancia más fresca para el estío que ésta, y estando a catorce leguas de Sevilla (…). Porque perpetuamente tiene verdura de monte, y pasto de yerba y diversos frutos que caen de las matas, y es caliente, donde jamás cuaja nieve y abunda en muchas partes de agua (…). Juntas todas las bellezas naturales que este lugar posee no creo haya pieza en Europa que le lleve ventaja”

(Carta escrita a Gabriel de Zayas).

Pese a sus múltiples viajes por las fronteras de aquel Imperio español ‘en el que no se ponía el sol’, que lo llevó a participar activamente en eventos de la magnitud del Concilio de Trento, Arias Montano siempre regresó a la Peña hasta sus últimos días. Allí trabajó afanosamente para dar vida a una auténtica Villa Renacentista, con unas importantes obras de reforma en la primitiva ermita de la Reina de los Ángeles, junto a la que construyó su estudio. Además, edificó una gran casa de campo, otro inmueble dedicado a museo de arte y ciencia, una sala – fuente, una viña, una huerta…

De los edificios que componían el patrimonio de Arias Montano en la Peña sólo subsiste la ermita de la Reina de los Ángeles, que ha sufrido profundas reformas, un arco que podría ser la entrada a la casa principal y la espadaña original, que también ha vivido algunas transformaciones.

Hoy día, un pequeño centro de interpretación muestra al visitante el perfil religioso, literato, viajeros, filólogo, bibliotecario, artístico y coleccionista del ilustre visitante que la situó en la geografía mundial, tal y como dejan constancia los versos de Lope de Vega:

jamón presunto

de español marrano

de la sierra famosa de Aracena

adonde huyó de la vida Arias Montano

Pero el legado de Arias Montano en el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche llegó más lejos de este mágico paraje de Alájar. La vecina localidad de Castaño del Robledo lo tuvo como capellán de su parroquia, en la que fundó la Cofradía de Santiago, cuya devoción todavía está arraigada en la localidad. Sus fuertes creencias religiosas estaban enraizadas también con su preocupación por una educación que llegase a todas las clases sociales. Así, en 1597, fundó en Aracena la Cátedra de Latinidad, en el número 9 de la actual calle del Estudio (anterior Arias Montano). Allí recibieron enseñanza gratuita los jóvenes de Aracena, sus aldeas y Fregenal de la Sierra durante siglos.

El primer catedrático fue Juan Aguilar Amaya, de la Orden de Santiago de la Espada a la que también pertenecía Arias Montano, quien recibía por sus enseñanzas una renta anual de cien ducados. Dentro del programa de estudios se incluía la lectura, al menos una vez cada curso, de la ‘Lección cristiana’, la obra del humanista que mayor influencia tuvo como tratado espiritual con carácter divulgativo que se convirtió en base de formación en la cátedra de Aracena.

Hoy día, numerosos rincones de toda la Sierra recuerdan la figura de Arias Montano. Desde su Peña, punto de obligada visita para el turismo rural, a numerosas calles, plazas, parques públicos e incluso un Casino, situado en el centro de Aracena —obra del afamado arquitecto Aníbal González—, cuya fachada principal conserva un relieve con el rostro serio de un serrano de adopción de fama universal que a lo largo de su afanosa vida siempre encontró tiempo para visitar esta Sierra.

Bibliografía:

– ‘El Humanista Arias Montano’. Carlos Sánchez y Rafael Castillo. Ayuntamientos de Alájar y Aracena.

– Guía Histórico – Artística de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. VV. AA. Grupo de Desarrollo Rural.

– Guía ‘Descubrir Aracena’. VV. AA. Ayuntamiento de Aracena.

 

Blog Ofertas Turismo Rural

640x220 Best Price

Tus comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies